Galletas

Bizcochos (36) Cakepops (4) Calabaza (3) Chocolate (31) Clasicos (34) Coco (2) Cupcakes (15) Fondant (8) Fruta (19) Frutos secos (15) Galletas (18) Hojaldre (6) Limon (8) Manzana (5) Mermelada. (4) Microondas (3) Naranja (8) Panificadora (5) Queso (12) Sin Gluten (9) Turrón (2)

jueves, 2 de octubre de 2014

Magdalenas con Copete

No sé qué me pasa que no tengo ganas de hacer cosas muevas para el blog. Últimamente tiro de recetas infalibles de las que sé que me gustan, como el pastel de arroz,el savarín, el bizcocho de chocolate con masa madre y las magdalenas. Y gracias a una amiga recordé que aún no había puesto la receta de las magdalenas en el blog. Así que ésta te la dedico, Idoia. Estoy esperando que llueva para que te quedes en casita y te dé por hacerlas con la ayuda de Itzi. Pensareis que soy mala, pero es que me gusta que la gente de mi entorno se decante por hacer repostería casera. Que bastante mierdas comemos hasta en lo más insospechado. Y si no, por qué demonios el pan lleva trazas de leche, algunos pescados conservantes y por qué los cereales ahora son menos sanos que una tostada con mantequilla y mermelada.

En fin, que quiero que las probéis y luego me digáis si merecen la pena o no. La receta la copié del blog “Directo al Paladar”. Es la mejor de todas las que he probado.


Para 24 magdalenas
3 huevos L
250gr azúcar
250gr aceite suave
250gr leche
325gr harina floja o todo-uso
16gr de Impulsor químico (1 sobre de R**al)
la ralladura de 1 limón
un pellizco de sal
azúcar normal para espolvorear
Empiezo por hacer algunas aclaraciones:
-Hay que enfriar la masa en la nevera un mínimo de una hora. Lo ideal es dejarla toda la noche en la nevera. Pero si hay prisa, se hace del tirón y punto. Pero por lo que he visto, el frío influye en que crezcan más en el horno. Y otro truquillo, es que se puede congelar la masa. La metéis en una manga desechable con un nudito y al conge. Para usarla, la descongeláis en la nevera por la noche.¡Así, a la mañana van al horno y en un pis-pas desayuno rico!
-Yo peso los líquidos porque me es más cómodo y hasta ahora nunca me ha fallado convertir los ml en gramos. -Me gusta usar aceite de oliva; es más, uso uno intenso, pero podéis usar girasol o el que más os guste.
-¿Es necesario tener esas bandejas especiales para magdalenas o cupcakes? No necesariamente, pero tendréis que usar o moldes de silicona de los gorditos o meter las cápsulas de papel en flaneras individuales, porque si no, el papel se ancha y las magdalenas no hacen esa joroba que tanto nos gusta.
-Es recomendable que los huevos no estén fríos. Tardan menos es montarse.
-Necesitaréis una batidora eléctrica o al menos una minipimmer con accesorio batidor para poder montar las claras y las yemas. Se puede hacer a mano, pero es muy cansino. Y el que no tenga, que le pida a su amatxu o a la vecina. Y pedirle una a Olentzero, que las hay desde 19€.
-Hay que seguir al pie de la letra todos los pasos, si no me diréis que no han subido bien o por qué no os han quedado guay. (os estaré vigilando, no hagáis trampa)

Lo primero de todo es pesar y preparar todos los ingredientes. Tamizamos la harina con el impulsor. Separamos con cuidado, las yemas de las claras. Para eso usad tres cuencos, en uno id dejando las yemas, en otro vamos separando la clara, y cuando la tengamos la pasamos al tercer cuenco. Porque es una canallada que se nos rompa una yema y nos manche todas las claras. Porque así ya no valen para montar.


Otra precaución es limpiar muy bien el bol y la varilla con las que vamos a montar las claras a punto de nieve con el pellizco de sal. Tienen que quedar duras, que si pones el bol boca abajo no se caigan. Las reservamos aparte y ponemos las yemas con el azúcar a batir. Tienen que quedar cremosas. Con la máquina en marcha iremos echando el aceite a chorrito finito. Paramos la batidora y echamos la harina con el impulsor. Batimos suavemente a la vez que añadimos la leche y la ralladura de limón. Dejamos que se mezcle bien todo pero sin batir en exceso.


Ahora viene un paso importante. Hay que mezclar las claras montadas con cuidado de no batir. Cogemos con una espátula o lengua de goma una pequeña cantidad de claras y la mezclamos con la masa. Ésto nos servirá para que empiece a aligerarse un poco la masa y nos sea más fácil mezclar el resto. Iremos añadiendo el resto y mezclaremos con movimientos envolventes. Nada de batir la masa, sólo mezclar en círculos suaves y rebañando bien los costados. Tapamos con film transparente y dejamos enfriar la masa una hora o toda la noche en la nevera.



Preparamos las cápsulas de papel en nuestras bandejas o flaneras. Si tenéis moldes de silicona, no necesitáis papelitos. En esta foto usé unos de colorines.
Con un sacabolas o una cuchara rellenamos ¾ de las cápsulas. Si os gusta ese azúcar cristalizado, echadle un poco de azúcar por encima para que se turre en el horno. Y si queréis ponerles perlitas de chocolate, ahora es buen momento.

Pero no os puedo asegurar que no se hundan en el fondo, eso es un misterio de la naturaleza. He probado todos los trucos, que si enharinar el chocolate, que si mezclar con cuidado, echarlos en la mitad y echar encima más masa...Lo que sí puedo decir, es que cuanto más grandes los trozos de chocolate, más pesan y más fácil se hunden. Lo que mejor me ha funcionado es ponerlo al final. Quedan sólo por encima, igual con un par de toques se mete alguno para abajo, pero al menos así no me encuentro todas en la base de la magdalena. Por cierto, en una de las fotos veréis algo verde por encima. Es azúcar coloreado (me quedé sin existencias y usé ése).

Para hornearlas precalentaremos el horno a 210º. Yo prefiero poner calor arriba y abajo. Las veces que he puesto el ventilador, no se han hecho por igual. Unas se tostaban y subían más que otras. Pero si a vuestro horno no se le puede apagar el ventilador, no pasa nada. Pero poned 10º menos de temperatura. Se hornean 5 min a 210º y después se bajan a 180º y se dejan 13min más. No necesitáis abrir la puerta para nada, os lo prohíbo. Una vez pasado ese tiempo podéis abrir y ver si queréis dejarlas 1 o 2 min. más, dependiendo los tostadas que os gusten.
Las dejamos enfriar por completo, antes de guardarlas en una lata. Se conservan mejor que en cristal o taper porque respira sin condensar la humedad. Y si os parecen muchas, congelar algunas.
Las he hecho montones de veces. De vainilla, de chocolate, con almendras...Hasta sin gluten.
 Sólo hay que cambiar la harina por una de arroz o maizena y asegurarse de que nuestro impulsor es sin gluten (Royal no vale, el de carrefour y mercadona, sí). Y si no podéis tomar leche, sustituidla por cualquier otro líquido (zumo de naranja,leche de soja o arroz, té...) Sé que me vais a preguntar por la receta de las de chocolate. La verdad es que tengo varias pero no me terminan de convencer. Cuando tenga una que me guste de verdad, os la pongo.


Bueno os dejo con deberes. Espero que me enseñéis las vuestras a ver qué tal os han salido. Muxus.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada